Deficiencia de la B12: Sigiloso y dañino
5 diciembre, 2018
¿Las dietas altas en azúcar aumentan el riesgo de enfermedades del corazón?
5 diciembre, 2018

Dieta libre de gluten

Dieta libre de gluten

Las personas que padecen celiaquía  requieren una dieta libre de gluten por razones de salud. La ingestión de gluten en estas personas causa una reacción adversa las cuales dañan las células intestinales y puede llevar a serios problemas de salud.

Quienes experimentan una reacción adversa al gluten  pero no son celiacos  podrían tener una sensibilidad no celiaca al gluten (también llamada sensibilidad al gluten). En esta condición el problema causado por el gluten no se piensa que sean tan extensos como la celiaquía, pero para ambas condiciones el tratamiento es una dieta libre de gluten.

¿Qué es una dieta libe de Gluten?

 

El gluten se refiere a las proteínas que se a las proteínas que se encuentran en el trigo, el centeno y la cebada que causan una reacción adversa en personas con trastornos relacionados con el gluten. En una dieta libre de grano, estos granos y cualquier comida o ingrediente derivado de ellos debe ser removido de la dieta. Esto incluye los obvios panes, pastas y productos horneados elaborados con harinas que contienen gluten, pero también pueden incluir alimentos menos obvios, como salsas, aderezos para ensaladas, sopas y otros alimentos procesados, ya que pueden contener pequeñas cantidades de ingredientes derivados  de granos que contienen gluten.

La avena es naturalmente libre de gluten, pero frecuentemente contaminada con trigo al crecer o ser procesada, así que solamente la avena que está certificada como libre de gluten  es aceptada en esta dieta.

Podría interesarte: Dieta para celíacos, alimentos prohibidos y permitidos

Conceptos erróneos sobre la dieta libre de gluten

Una dieta libre de gluten se promueve a veces como manera de perder el peso, o una dieta más sana para la gente en general. Estas alegaciones carecen de fundamento. La dieta libre de gluten es más sana para personas con desordenes relacionados con el gluten (celiacos o sensibilidad del gluten), pero  no hay evidencia que sean beneficiosas  para las personas que no tengan esta condición.

  • La presencia o ausencia de gluten en sí mismo no está relacionada con la calidad de la dieta. Lo que es importante es la selección de alimentos en general dentro de la dieta, ya sea sin gluten o no.
  • Si una persona tiene una dieta de grandes cantidades de panes, pasta y galletas (especialmente hechas de harina refinada) cambia a una dieta libre de gluten en la cual se eliminan estos tipos de alimentos mientas se aumenta el consumo de frutas, vegetales y otros alimentos saludables libre de gluten la dieta sería más sana.
  • Por otro lado, esta misma persona podría sustituir panes, pasta y galletas libre de gluten sin aumentar la ingesta de alimentos libres de gluten como vegetales y frutas.
    En este caso, una persona puede experimentar una reducción en la calidad de la dieta, ya que muchos alimentos procesados ??sin gluten son más bajos en fibra, vitaminas y minerales que sus homólogos que contienen gluten.
  • El tipo de dieta libre de gluten podría ser más alta en caloría, ya que muchos alimentos procesados libres de gluten contienen niveles más altos de grasa y/o azúcar para compensar los cambios de sabor y textura resultantes de la eliminación de gluten. Cualquier dieta que es más alta en calorías es más propicia al aumento de peso que a la perdida.

¿Qué síntomas podrían indicar la necesidad de una dieta libre de gluten?

Los síntomas de la celiaquía y la sensibilidad al gluten son similares y muchos incluyen: recurrente dolor abdominal, diarrea crónica, estreñimiento, hormigueo o adormecimiento en manos y pies, fatiga crónica, dolor en las articulaciones, infertilidad inexplicada y baja densidad ósea (osteopenia u osteoporosis). Hay cientos de síntomas potenciales, muchos de los cuales son también síntomas de otras condiciones.

¿Qué hacer si crees que el gluten puede estar causando tus síntomas?

Consulta con tu médico antes de abandonar el gluten. Esto es muy importante porque las pruebas de sangre estándar realizadas como primer paso para diagnosticar estas condiciones no son significativas a menos que el gluten se haya consumido por un período significativo de tiempo antes del examen. También es importante consultar con su proveedor de atención médica para evaluar otras posibles causas de los síntomas.

Deja un comentario